desarrollo de aplicaciones móviles

El desarrollo de aplicaciones móviles, es la creación de un software que funcione en los dispositivos que utilizamos diariamente. De esta forma, se nos brinda una herramienta capaz de facilitarnos nuestras tareas diarias o incluso, acercar un negocio a sus clientes; ofreciendo una manera dinámica de acceder a su contenido.
Los más escépticos pueden pensar que una aplicación no es una inversión que una empresa pueda realizar. Pero la realidad es otra y muestra que cada vez son más las empresas que optan por contar con Apps Móviles para sus soluciones empresariales.
En la teoría, con estas aplicaciones se pueden realizar una cantidad infinita de acciones de forma online. Si se escudriña en el terreno inmobiliario, las apps se pueden moldear de tal forma que se pueden configurar para facilitar las tareas del área de ventas o también desde el punto de vista del usuario final.
Por otra parte, si se piensa no solamente el género inmobiliario, sino que cualquier empresa se puede valer de una aplicación para agilizar tareas y procesos específicos. Ahora bien, justamente destacan por su moldeo y configuración a medida de lo que necesita el cliente.
Ahora bien, la instauración de este sistema requiere de un conjunto de factores que se deben evaluar y aquí te los presentaremos. En esta oportunidad, te ofrecemos una pequeña introducción que pueda ayudarte en esta fascinante área.
Nuestra empresa permite el desarrollo de app Híbridas y Nativas vale decir, compatible con los sistemas operativos más utilizados (Android e IOS).
Por lo tanto, la inversión en una aplicación móvil se justifica plenamente bajo cualquier punto de vista.
En resumen, las aplicaciones son tan útiles que permiten controlar todo un departamento si se quiere.

Para que una aplicación sea exitosa, se debe realizar una investigación adecuada; tomando en cuenta los objetivos del cliente y las necesidades que debe satisfacer. De esta manera, como desarrollador se logra enfocar todos los esfuerzos para solventar un problema.

Una vez definida la estrategia, se comienza con la creación de un bosquejo. Siendo esto así, lo mejor para evaluar la funcionalidad de una app, es realizar mockups. Estos, le ayudan al programador a mostrar el aspecto general que su sistema tendrá.

Existen tres variantes principales si de desarrollo hablamos: Las aplicaciones nativas, híbridas y web. En el primer caso, nos referimos al desarrollo de aplicaciones móviles para dispositivos específicos. Dichos sistemas, aprovechan al máximo los recursos que el teléfono puede ofrecer. Estas se descargan mediante una tienda y funcionan a la perfección con Android e iOS. Así es, hablamos de apps como Facebook o Among us.

Las aplicaciones web, por otro lado, usan sistemas estandarizados como HTML5 para presentarse como un sitio web con apariencia de aplicación nativa. Un ejemplo de esto sería Twitter Lite.

Finalmente, encontramos los sistemas híbridos, que combinan los dos primeros tipos de aplicaciones. Es decir, aprovechan los recursos del teléfono como una aplicación nativa pero, opera como un sistema web. Puede parecerte extraño pero trabajas con ella diariamente, tal es el caso de Instagram.

Con una interfaz sencilla de usar e intuitiva, nuestro software debe ofrecer a sus usuarios un sistema que simplifique su vida. Por supuesto, esto incluye velocidad en los tiempos de respuesta y la utilización de las funciones que el dispositivo nos puede ofrecer.

Un aspecto importante que se debe evaluar, es la seguridad de los datos. Estos, deben ser encriptados y ofrecer comodidad al usuario al momento de usar la app.

El aseguramiento de la calidad es un paso imprescindible en cualquier proceso y esta no es la excepción. Para ello, en el desarrollo de aplicaciones móviles se debe probar el funcionamiento en diferentes dispositivos. De este modo, se garantiza la mayor compatibilidad posible y por ende, el éxito de la app. A esto, se le debe adicionar el monitoreo, actualización y respuesta a las demandas de los usuarios.

Equipos de expertos se dedican diariamente a la creación de sistemas que faciliten tu experiencia en cualquier área. Gracias a eso, actualmente cuentas con herramientas como Kotlin, Swift y mucho más; que pueden guiarte en el mundo de la programación.

Como puedes ver, el desarrollo de aplicaciones móviles es un proceso complejo que requiere estudio e inversión. Sin embargo, los resultados obtenidos garantizarán la visibilidad y posicionamiento que necesitas. Algo de gran importancia en la nueva era digital. 

 

Si requiere del desarrollo de aplicaciones móviles, puede cotizarnos.

CONTÁCTANOS